Protocolo Reapertura Centros Arqueológicos

PROTOCOLO BÁSICO PARA LA REAPERTURA DE LOS CENTROS ARQUEOLÓGICOS DE TITULARIDAD MUNICIPAL EN ALCALÁ DE HENARES


INTRODUCCIÓN

OBJETIVOS

Este documento se redacta por el Servicio Municipal de Arqueología desde la necesidad de la reapertura al público del conjunto de Centros Arqueológicos de Alcalá de Henares (Ciudad Romana de Complutum, Casa de Hippolytus, Murallas del Palacio Arzobispal), entendidas como infraestructuras culturales, patrimoniales, educativas y turísticas de la ciudad. Siguiendo el criterio expresado por ICOMOS en el comunicado de su presidente Toshiyuki Kono (https://icomos.es/wp-content/uploads/2020/05/ICOMOS_Covid19_ES.pdf), “el patrimonio no solo es un impulsor del desarrollo sostenible, sino también una piedra angular de la recuperación humana y social después de los desastres”. Este principio universal y que comparten casi todas las naciones y organismos internacionales, debe ser armonizado con las medidas adecuadas para garantizar la salud pública, y en nuestro caso generar protocolos lo más claros y concretos posibles para que el patrimonio arqueológico de Alcalá, y que es de titularidad municipal, pueda estar a disposición del público que desee disfrutarlo.

 

REFERENCIAS

Se han adaptado en nuestro documento una serie de experiencias y recomendaciones efectuadas por organismos nacionales e internacionales. Todas ellas atentas a la normativa legal generada por el Gobierno de España a raíz de la crisis del COVID-19, así como a las del gobierno regional y Alcaldía-Presidencia. Las áreas arqueológicas tienen un carácter específico, compartiendo en parte, pero con diferencias relevantes, las características de museos, pero también de jardines históricos y otras áreas patrimoniales. Considerando la normativa generada a nivel nacional, las áreas arqueológicas son más semejantes a la categoría definida como Monumento, aunque también se considera la particular actividad de los yacimientos arqueológicos con motivo del COVID-19 en el documento generado por el Instituto del Patrimonio Cultural de España de mayo de 2020.

Las experiencias de los museos, tal vez las que han generado mayor literatura, se han tenido en cuenta, pero solo como referencia aproximativa, dada la diferente naturaleza del museo como espacio físico respecto a las áreas arqueológicas. Si se ha considerado muy especialmente el documento “Planificación de medidas para la reapertura de los museos de titularidad y gestión estatal dependientes de la Dirección General de Bellas Artes” (http://www.culturaydeporte.gob.es/dam/jcr:6f409c61-dac0-4d66-a3f8-781ebbbcf868/planificaci-n-de-medidas-para-la-reapertura-de-los-museos-de-titularidad-y-gesti-n-estatal-dependientes-de-la-direcci-n-general-de-bellas-artes.pdf). Así como las “Pautas para la gestión, conservación y disfrute público del patrimonio cultural en la desescalada de la crisis sanitaria (COVID-19)”. Además de estos importantes documentos, la mayor parte de las experiencias que hemos utilizado como orientación son de tipos variados, por ejemplo grandes espacios patrimoniales del Estado español, o de otros países: Jardines de Aranjuez (https://icomos.es/wp-content/uploads/2020/05/11.05.2020-NOTA-DE-PRENSA-PATRIMONIO-NACIONAL-REABRE-LOS-JARDINES-DE-ARANJUEZ.pdf), Villa Adriana y Villa d’Este en Tivoli, Italia (http://europeanhistoricgardens.eu/en/green-garden-landscape-promote-protect-heritage/) Jardines del Palacio Real de Varsovia en Polonia (http://europeanhistoricgardens.eu/en/garden-allegory/ ), entre otros.

Se ha prestado especial atención a los documentos recopilados por ICOMOS España,  https://icomos.es/covid-19/comunicados-recomendaciones-y-medidas-propuestas/

Igualmente, a la “GUIA PARA EL PLAN DE DESESCALADA EN MUSEOS Y BIENES CULTURALES. COVID-19, de la Comunidad Valenciana (http://www.ceice.gva.es/documents/161868724/163466643/Guia_Desescalada_Museus_CAS.pdf/17ebfd5f-ac27-4260-9a15-98b22523a40c).

Aunque los centros arqueológicos han generado poca literatura, especialmente en España, se ha considerado la experiencia o en su caso contactado directamente con varios centros arqueológicos españoles de referencia (Museo del Teatro Romano de Cartagena, Consorcio de Mérida, entre otros), y se han atendido las directrices de relevantes sitios arqueológicos, caso de Pompeya (http://pompeiisites.org/info-per-la-visita/riapertura-26-maggio/).

Se siguen atentamente las directrices indicadas por el Gobierno de España, “Plan para la transición hacia una nueva normalidad: guía de la fase 2”, modificada el 23 de mayo de 2020 (https://www.mscbs.gob.es/en/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/nCov-China/documentos/Plan_Transicion_Guia_Fase_2.pdf).

 

FECHAS DE REAPERTURA

La Resolución de Alcaldía-Presidencia nº 1017, de 25 de mayo, cap. cuarto, habilita a las concejalías delegadas para la reapertura de “museos de titularidad y gestión directa municipal”, siempre respetando las medidas impuestas por la Orden SND/399/2020 de 9 de mayo. Por otro lado, dada la particularidad de los espacios arqueológicos, que en determinados ámbitos se consideran como museos, pero su realidad física se corresponde más con la figura de Monumento, entendemos que debe considerarse, a partir del documento del Gobierno de España, “Plan para la  transición hacia una nueva normalidad: guía de la fase 2”, de 17 de mayo de 2020, p. 16 y ss., que se autoriza su apertura a partir de la fase 2 de desescalada,  siempre condicionado a que existan las suficientes garantías sanitarias y se establezcan las restricciones necesarias en favor de la salud pública.

Por tanto, se estima la reapertura de los centros arqueológicos a partir de 16 de junio. Al menos para los centros Ciudad Romana de Complutum y Casa de Hippolytus, pues el centro Murallas y Antiquarium reviste por sus propias características algunos problemas de carácter sanitario, que recomiendan abrir cuando las condiciones promulgadas de carácter sanitario se relajen, sea en Fase 3, sea en la “nueva normalidad”. En cualquier caso, es una reapertura dirigida en este primer momento a la visita, no a las actividades culturales y educativas, y condicionada a las obligaciones impuestas por el Plan de Desescalada. Incluso hasta la fase 3, y siguiendo el documento “Plan para la transición hacia una nueva normalidad”, de 28 de abril de 2020, se prevé la apertura de museos y espectáculos culturales, todavía con asistencia limitada en dicha fase 3. Lo que implica condicionantes para la visita que se indican a continuación en este documento.

La apertura de talleres familiares, visitas guiadas, y otras actividades didácticas y culturales, sólo se habilitará a partir de que las autoridades competentes lo faciliten, previsiblemente en fase 3 de la desescalada o en la así llamada “nueva normalidad”. Pero no es previsible antes de la segunda semana de junio.

 

REQUISITOS DE LA VISITA Y DE LAS INSTALACIONES

En los mostradores de información y atención al público existirán elementos y barreras físicas de protección. Concretamente mamparas en zonas de mostradores.

Existirán dispensadores de solución hidroalcohólica, para su uso por los visitantes, en las zonas de acceso y en los puntos de contacto con el público (taquillas, información…), en los dos centros arqueológicos.

Se colocarán papeleras con tapa, accionadas mediante pedal y con bolsa de plástico para su retirada a contenedor, a fin de depositar el material de protección desechable. La retirada de los residuos y la desinfección de las papeleras se realizará de manera frecuente por la empresa de limpieza.

Se procederá a la instalación de carteles con normas y recomendaciones específicas para el público.

Así como de vinilos de señalización con indicaciones sobre la distancia de seguridad, para evitar que se formen colas o aglomeraciones, en entradas/salidas, o en otros puntos de posible aglomeración de público.

La Dirección de los centros se reservará la potestad de excluir de la visita pública los lugares donde no pueda garantizarse la seguridad de los visitantes.

Estará inhabilitado el uso de los elementos expuestos diseñados para un uso táctil por el visitante, así como folletos en papel, u otro material análogo.

Hasta nuevas instrucciones, que previsiblemente no serán anteriores a la fase 3 o a la “nueva normalidad”, la visita será individual (entendida no como una única persona sino como una familia o una unidad de convivencia). No estará permitida la reserva de grupos hasta que se superen todas las fases de la desescalada y se alcance la nueva normalidad.

Es obligatorio el uso de mascarillas.

Se observará el criterio básico de los 2 metros de distancia interpersonal (entendido como distancia entre unidades familiares o de análoga convivencia).

Se evitará en todo momento, y salvo razones de fuerza mayor, tocar barandillas o superficies de cualquier tipo. Como siempre, está prohibido tocar los restos arqueológicos, muros, pinturas murales, mosaicos, etc. En cualquier caso y como en cualquier otra situación, los bienes culturales no se tocan, o se hace sólo por parte de personal cualificado y autorizado.

El aforo de los museos/centros arqueológicos estará limitado a un tercio en cada espacio concreto. Este límite será objeto de control en tres tipos de registros: en taquillas de acceso, en la reserva telefónica o vía e-mail, y en el acceso a determinados puntos calientes del yacimiento (concretamente, acceso a casa de los Grifos y acceso a casa de Hippolytus).

En cada centro arqueológico, el personal de vigilancia, de acceso o de mantenimiento, debidamente identificado, contará con indicaciones sobre el número máximo de visitantes que puede concentrarse, para impedir las aglomeraciones. En todo caso, la ocupación deberá cumplir con el requisito de distancia interpersonal (2 metros aproximadamente)

Dado el control de aforos, se recomienda la visita con cita previa, en la Oficina de Turismo de Alcalá de Henares: 918810634. Esto no es obligatorio, pero sí recomendable. En todo caso, el personal de los dos centros arqueológicos podrá escalonar la visita de las personas que lleguen a los centros sin cita previa, a fin de respetar los aforos establecidos.

Hasta la fase 3 o la nueva normalidad, no se desarrollarán aquellos eventos que impliquen concurrencia en un mismo espacio (actividades educativas, conferencias, talleres familiares, visitas guiadas y, en general, programas públicos). Y, una vez reanudados, en ellos se limitará la asistencia a un máximo de un tercio del aforo, debiendo en todo caso mantener la distancia interpersonal de 2 metros aproximados. Y se informará del límite de participantes en la convocatoria de la actividad. Se estudiarán la viabilidad y el desarrollo concreto de cada una de las actividades que están programadas para cada centro.

Estos formatos de actividad que implican agrupamiento de los asistentes, en su pleno rendimiento, sólo se podrán recuperar cuando las autoridades sanitarias autoricen la reducción del distanciamiento social recomendado. Mientras tanto, se buscarán formatos alternativos que eviten la proximidad física entre los participantes.

Cuando el formato de la actividad lo permita, se habilitarán canales de participación no presencial (retransmisión en streaming, difusión posterior online…). Se reforzará el diseño de recursos educativos, científicos y divulgativos de carácter digital, que permitan a los centros arqueológicos cumplir su función como institución educativa y transmisora de conocimiento, por medios alternativos a los presenciales.

 

REQUISITOS DE CONSERVACIÓN

Los centros arqueológicos de Alcalá disponen ya, con independencia de la pandemia, de sus protocolos de conservación, atendidos por equipos profesionales cualificados. Además de los procedimientos habituales se atenderá a la literatura relativa a conservación de bienes patrimoniales ante el COVID-19 generada en las últimas semanas, especialmente por el Instituto del Patrimonio Cultural de España, pero también otros, como los gobiernos de Aragón y Valencia.

La desinfección masiva para este tipo de centros se considera inadecuada en toda la literatura específica generada.

 

En Alcalá de Henares, fechado y firmado digitalmente

Compartir contenido